En la orilla, Rafael Chirbes


Tenía muen la orillachas ganas de leer esta novela por todas las buenas recomendaciones que había oído de ella. Y la verdad es que me ha parecido una obra maestra. Una novela que  podría considerarse más un ensayo o una reflexión social de la España de los últimos años. La historia de nuestro país vista desde una distancia política que refleja de forma incisiva cada situación al margen de bandos. Analiza las relaciones humanas desde las reflexiones de los protagonistas. Es una crónica intima de nuestra sociedad y sus evoluciones desde  la actualidad retrocediendo hacia el final de guerra, la transición, los felices 80 y 90, el boom inmobiliario y las crisis. Sobre todo la crisis que nos hace de pronto poner a todos los pies en la tierra. Cuando los sueños de prosperidad explotan como pompas de jabón y la realidad se antepone con su crudeza.

Es un libro maravillosamente escrito, fácil de leer por su estilo pero complejo por las continuas reflexiones de los personajes y el ambiente claustrofóbico y deprimente. No hay muchos personajes en la novela, pero en ocasiones claves, el autor nos  cambia el punto de vista a la mirada subjetiva  de algunos de ellos para reflejar sus intrínsecas preocupaciones y así dar un repaso total de nuestra sociedad. Con esta técnica podemos conocer las reflexiones de los inmigrantes tanto árabes como sudamericanos y sus diferentes preocupaciones y circunstancias. La situación de las mujeres oprimidas por sus parejas, la desidia en las relaciones y sobre todo las implicaciones que las relaciones de familia entre padres e hijos pueden provocar en la personalidad de los personajes. La relación entre el protagonista y su padre con el que vive toda la vida. Sus odios y afectos, los trapos sucios de esas y otras situaciones familiares serán analizados con la mirada certera del escritor.

Y sobre todo habla de la especulación, el tráfico de influencias, los abusos en las épocas de abundancia, de la apariencias, del sexo, las drogas y buena mesa, de yupis de medio pelo o promotores sin escrúpulos que agotaron la teta de la que mamaban para que los demás sufran las consecuencias. Reflexiones sobre internet y las relaciones virtuales, la vejez y la decrepitud. Y sobre todo la crisis y el paro como ejes centrarles de la obra que marcan la vida de los personajes.

Es una obra incisiva, crítica, donde cada frase refleja el sentimiento de frustración popular. Ya casi ni indignación solo desesperanza. Increíblemente actual podría decirse que es el sentir popular de los últimos años de este país.

El libro que me fascinó desde las primeras letras por su estupendo estilo  al final me ha resultado algo duro de terminar por la falta de un hilo narrativo más poderoso. Una trama con más acción. En la obra no pasa casi nada solo vemos pasar la vida de los personajes y sus reflexiones en el día a día. Las ilusiones con el amor perdido, las relaciones humanas, el éxito o sus decepciones con las vueltas de la vida. El libro es como un testigo fiel de todo lo que hemos pensado pasado alguna vez.

No he parado de subrayar fragmentos que me han llamado la atención. Trataré de rescatar los más breves para la reseña pero serán pinceladas de una obra llena de reflexiones impresionantes y bastante sombrías. Si no os gustan las citas saltaoslas directamente.

“La vida humana es el mayor derroche económico de la naturaleza: cuando parece que podrías empezar a sacarle provecho a lo que sabes, te mueres, y los que vienen detrás vuelven a empezar de cero.” (Pág. 17)

En concreto esta reflexión me dejó impresionada por su acidez y su punto de certeza. Necesitamos tener la autoestima siempre en forma para sobrevivir.

No te rías, Francisco. Te suicidas porque eres quien eres y no quien quisieras ser, te pegas un tiro porque no te soportas. Por puro odio. Para resistir, para seguir vivo, hace falta una buena dosis de idealismo. Capacidad para mentirse. Sólo sobreviven quienes consiguen creerse que son lo que no son.” Pag 52.

“la felicidad la sientes cuando piensas que va a llegarte, la presientes, luego resulta que pasa de largo, se te escapa, ya no está” (Pág. 182)

En la novela ademas se trata el tema del sexo con mucha sinceridad y sin tapujos. Impresionantes párrafos, literarios y brutales a la vez. Como una conversación que hace referencia al cuadro  “El origen del mundo” o las relaciones sexuales en internet y que no transcribo  porque son demasiado extensos y por no herir sensibilidades  aunque me han sorprendido por su transparencia.  Si pongo este otro que es un poco mas suave y puede dar una idea de la linea general de esa conversación.

“Creo que era un viejo filósofo francés quien decía que cuando uno expresa lo mucho que ama a la señora marquesa, lo que la aprecia por lo inteligente que es —qué armonía se revela en sus movimientos y qué ideas tan extraordinarias y qué sensibilidad tan exquisita exhibe—, lo que está queriendo decir es que está loco por follársela por acá y por allá como si fuera una perra. Algo de eso hay. Confundimos la simpatía o la piedad con el deseo, creemos que deseamos acunar, proteger, cuando lo que queremos es entrar, violar.” (Pág. 107)

Y las reflexiones del personaje sobre la vejez y la descripción de decrepitud del cuerpo son igual de brutales.

Son viejecitos como yo, hogazas de pan, morcillas hinchadas, o dobles de Drácula en una película de serie B, delgadez grisácea, o amarillenta, arrugas verticales cruzando el rostro; provisión de calvas, mellas, desproporcionados dientes falsos y canas. Próstatas destrozadas, las huellas de las sesiones de radioterapia inscritas en la falta de brillo de la mirada, y en el aguzamiento de esos ojos pequeños y espantadizos que miran con precaución no vayan a tropezarse con la muerte. Caras de judíos pasados por el Auschwitz de la medicina contemporánea.(pag 145)

Tambien muy lúcidas esta reflexión sobre el paro y lo que transforma nuestras vida.

“Nunca se te ocurre pensar que las cosas no son eternas y pueden cambiar de un día para otro. Cómo se te va a ocurrir que tu infierno pueda ser quedarte fuera de la maldición de Yahvé, en un lugar que está en el exterior de las páginas del libro de anotaciones de pedidos, del bloc de albaranes, lejos de las máquinas y las herramientas, y que es inversa expresión contemporánea de la maldición bíblica: No podrás ganarte el pan con el sudor de tu frente. Un pliegue diabólico e inesperado. Descubres la irritante placidez de las mañanas sin despertador, el día como una pradera que se extiende hasta el horizonte, tiempo sin márgenes, paisaje sin accidente que lo acote, ningún rebaño pasta en esa extensión que se te hace infinita, no avistas la figura de ningún edificio, la silueta de un árbol. Tú solo caminando en la nada. El infierno como almacén desamueblado, silencioso hangar en el que reina un tremendo vacío.” (Pág 190)

Por ultimo una reflexión de uno de los personajes sobre las mujeres para casarse y las mujeres para el sexo que comparten demasiados hombres.

—Resulta difícil estar enamorado de una mujer y hacer algo de provecho. La ansiedad te come. No conviene emparejarte con una mujer que te cueste esfuerzo conseguir, eso es condenarte a pasar escalando el Everest el tiempo que te queda de vida. Tienes que aferrarte a la que puedes conservar sin pelear demasiado. Las tías buenas se las paga uno. Por unos cuantos euros tienes una rusa de dieciocho años de esas que no ves ni en el cine. Follas, pagas, y te vuelves a casa para cenar con la familia, con tu mujer, que cocina bien y folla mal, pero que no piensa en separarse de ti, entre otras cosas porque nadie la mira con demasiado interés. Ella va a las reuniones de padres en el colegio, controla las ampas, las aplas, todas esas asociaciones que ni sé cómo se llaman, esos servicios, esa jerga, la broza socialdemócrata que los del pepé copian entusiasmados porque suena a moderna familia responsable y feliz y también un poco a Opus, y lleva los niños a raya, y sabe elegir el más efectivo detergente en Mercadona, y el mejor queso y el mejor foie gras cosecha propia en Mantequerías Manglano. Te plancha las camisas y te cose los botones. O sabe cómo hay que darle las órdenes a la criada que, para efectuar esos trabajos, ha elegido después de exponerla a más pruebas que a un deportista olímpico. Eso es lo que uno necesita, porque hace falta mucho valor para convivir con una mujer que te supera y te obliga a poner a cocer las acelgas y a tender la ropa, y, además, es insaciable en la cama y te folla hasta dejarte seco. Menuda trabajera. Eso no lo soporta nadie. (Pág. 252)

Y así podría seguir destacando párrafos y párrafos pero no quiero destripar un libro genial que creo que se debe leer en el momento adecuado. Es un libro para reflexionar, que refleja la conciencia social de nuestros tiempos. Lo recomiendo aunque no es una lectura amable sino bastante depresiva al mostrar las cosas tal como son para tanta gente.

Publicado en Libros | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Wilt, Tom Sharpe


wilt

Hace muchos años que leí esta novela por primera vez. Y ya en su momento me pareció desternillantemente divertida aunque nunca me apeteció volver a leerla, pero es una de las lecturas programadas del club de lectura al que pertenezco y releer esta novela ha sido de nuevo un soplo de risas y a la vez crítica social.

Antes que nada este es un libro divertido y fácil de leer que puede arrancar una carcajada hasta al espíritu mas serio porque empieza con una progresión ascendente de situaciones ridículas y surrealistas, y no para de sorprendernos con su irreverencia y típico humor inglés. Lo importante es salvar las apariencias pero en cada ridícula situación el escritor aprovecha para reflejar algunas de las contradicciones de la sociedad de finales de los XX. Publicada en 1976 supuso una revolución por las situaciones sexuales que planteaba.

El libro en un constante tono de humor por un lado pone de manifiesto la represión sexual y mojigatería de gran parte de la sociedad inglesa y también ironiza sobre el desmadre y ridiculez de los sectores supuestamente liberados que llevan su liberación a extremos obsesivos.  Por un lado juega con la provocación planteando con naturalidad situaciones sexuales tabúes como la homosexualidad femenina, el uso de juguetes, los fetiches y toda la palabrería de pseudo sicología sexual de después de los sesenta, pero por otro tambien critica con su ironía los excesos.

Además entre risa y risa he sacado de este libro muchas reflexiones sociales y humanas, el reflejo de las relaciones de pareja, los problemas de soledad en el matrimonio, la monotonía e incluso el intento de asesinato.

El protagonista, un hombre aparentemente superado por todas sus circunstancias personales toca fondo en su vida personal y profesional y de pronto se hace fuerte en esa situación al ser consciente de que mas bajo no puede caer. Acusado de asesinato, expulsado de su trabajo y con su imagen publica totalmente deteriorada por sus ridículos actos, se convierte en un filósofo de la vida. Me han encantando sobre todo, al margen de las situaciones rocambolescas que añaden el punto cómico, los careos con el inspector de policía que se desespera ante su personalidad.

Me gusta mucho como se plantean todos los personajes porque todos tienen su personalidad muy definida y en cierto modo justificada. La apabullante mujer de Wilt,  Eva que busca llenar su vida monótona con mil aficiones que emprende con energía y  que culpa a su mediocre marido de todas sus frustraciones. Esa intensidad justifica en cierto modo las locuras de su marido frente a todos los que la conocen. La tortuosas relaciones de pareja entre los nuevos amigos liberales que son unos pájaros de cuidado y nos proporcionaran situaciones tan ridículas como las que se reducirán en el yate donde se quedan perdidos.

Pero es que además quedan bien reflejados el funcionamiento del sistema educativo que está perfectamente parodiado en las juntas de profesores y las aspiraciones intelectuales de un centro de formación profesional del medio pelo con los deliciosos nombres de las asignaturas, carniceros 2, yeseros 1. La impotencia del profesor frente al maltrato por parte de los alumnos o ante su apatía ante las clases y las pocas posibilidades de los maestros para mejorar su trabajo.

Un panorama muy completo de la sociedad que también refleja los métodos policiales. Repito que me encantaron como se desarrollan los personajes durante los interrogatorios y como el protagonista se va creciendo ante el desconcierto de los policías o el psicólogo criminalista. En cierto modo esas conversaciones me recordaron tal como dijimos en el club a las que se mantienen en Crimen y castigo, salvando las distancias por su puesto. La lucha de poder entre el interrogador y el interrogado que en esta novela son para partirse de risa.

En fin un libro totalmente recomendable que me ha gustado incluso más que la primera vez que lo leí ya que debido a mi juventud me quedé en el aspecto cómico y una lectura más adulta me ha proporcionado muchos más matices.

Todavía me río recordando algunas de las situaciones como la que se produce en la vicaría de la que ni el clero sale bien librado con esa Eva en pelotas corriendo por el jardín con una hoja de parra y el párroco totalmente borracho creyendo ver visiones ejjeje Una pincelada entre miles que tiene la novela y no nombro para no destripar.

En fin que es un libro estupendo porque divierte, ironiza, pone el dedo en la yaga en muchos temas y además lo hace con un ritmo ligero y trepidante y que incluso soporta una segunda lectura menos fascinada por lo original de las situaciones. ¿Qué más se puede pedir?. Así que este es un libro que recomiendo incluso a las personas que se escandalizan con facilidad. Es una buena manera de abrir la mente mediante el humor.

De esta novela se ha hecho una versión cinematográfica que no me ha gustado tanto como el libro y varias adaptaciones teatrales.

Por otro lado el éxito de Wilt como personaje dio lugar a que el escritor publicase una serie de novelas secuela que siendo divertidas no alcanzan la genialidad de la primera y que convirtió a Tom Sharpe en un de los mas corrosivos escritores de humor del que ya no disfrutaremos mas por su  reciente  fallecimiento en 2013.

  • Wilt (Wilt, 1976)
  • Las tribulaciones de Wilt (The Wilt Alternative, 1979)
  • ¡Ánimo Wilt! (Wilt On High, 1984)
  • Wilt no se aclara (Wilt in Nowhere, 2004)
  • La herencia de Wilt (“Wilt’s herency” )

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Libros | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Reflexiones ortográficas


Hola a tod@s.

En contra de mi costumbre este post no es para hablar de un libro sino de mí. Es en cierto modo una disculpa, una confesión y una declaración de principios.

Antes de empezar saludar a los nuevos seguidores del blog,  este mensaje es un poco en atención a ellos pero también a aquell@s que me seguís desde hace tiempo y que seguramente ya habréis comprobado que no soy una purista de la ortografía.

Por eso viene mi disculpa. Sé que a veces pego unas patadas al diccionario que luego me dan vergüenza cuando lo releo y las detecto tiempo después. Suelen ser errores ortográficos, de puntuación e incluso de bailar palabras. Parece mentira que una persona tan lectora como yo cometa a veces esas faltas pero a menudo las prisas al escribir, los correctores ortográficos que a veces la lían más que ayudar y que tampoco me preocupo demasiado de revisar este tema pueden provocar que alguien se sienta molesto por ese tema. Lo siento. Mis profesores de literatura nunca lo entendieron porque leo mucho desde pequeña pero como no me fijo en la forma pues siempre he tenido más faltas de las normales en alguien que lee tanto como yo, proceso bien los conceptos, escribo más o menos bien pero el tema de las faltas siempre me costaba bajar la nota algún punto.

Pero ahora viene mi confesión, no soy nada purista de la ortografía porque en cierto modo creo que es una norma convencional que no afecta al concepto, al estilo o a la esencia de los textos. Yo escribo con el alma, como una cascada de palabras que reflejan mis emociones y pensamientos. Suelo ir al contenido buscando las mejores palabras pero no suelo fijarme en aspectos formales que no considero estilísticos.  Sé que eso puede resultar a muchos un grave error pero en eso me uno a otros escritores como e.e.cummings que trataron de escapar de las convenciones ortográficas.

Así que sintiéndolo mucho si alguien se molesta seguiré escribiendo por gusto, por recordar, por ayudar a otros a elegir una lectura pero hasta que no me paguen por una ortografía sin fisuras ejejej pienso seguir escribiendo a mi aire procurando tener cuidado eso sí, pero sin angustiarme si me dejo el acento en un después o pongo qeu en lugar de que.

Espero sepáis perdonar mi desidia en ese aspecto pero hay otras cosas que me preocupan más. Por cierto ¿mas o más? Siempre dudo si ese acento es necesario.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | 6 comentarios

La comadrona, Katja Kettu


portada-comadrona_medLa lectura de este libro ha supuesto una sorpresa para mi. Primero porque trata de un tema que en principio no me suele interesar, la Segunda Guerra Mundial y segundo porque en un ambiente tan sombrío la autora ha sabido transmitirnos una apasionante e intensa historia de amor.

Conocimos a Katja en una agradable entrevista organizada por la editorial donde a varios blogueros invitados pudimos preguntarle cuestiones sobre la novela.

Katja Kettu y Clara Ortega

Katja Kettu en la derecha y Clara Ortega en la izquierda.

Fue una tarde agradable y la escritora una persona interesante y espontánea con experiencia en otros géneros como la música punk, el cine, y una de las pocas escritoras finesas que gracias al éxito de esta novela traducida a 14 idiomas, consigue permitirse vivir de la literatura. En breve además se espera la adaptación cinematográfica de la obra. En esa charla nos contó las razones por las que escribió esta novela que ha sido tan popular debido a que toca un tema tabú en la historia de Finlandia y en el que ella siempre había querido profundizar. Curiosamente la publicación de la novela sirvió para sacar a la luz las vivencia de muchas personas sobre todo mujeres que se vieron obligadas a ocultar sus experiencias durante muchos años.

El libro se sitúa en Finlandia en el periodo de la Segunda Guerra Mundial y a través de sus páginas descubrimos las penalidades que vivió el país que alternativamente fue aliado o enemigo de los nazis y de los rusos, sufriendo su población las consecuencias de estos cambios de bando. Los aliados un día pasan a ser perseguidos y prisioneros días después por los diferentes frentes. Una situación que al final siempre acaban sufriendo los menos favorecidos y en especial las mujeres como descubriremos en esta descarnada novela.

Lo primero que destaco de esta historia es su crudeza y su lenguaje directo a la hora de describir  las vivencias de los protagonistas. Las cosas se llaman por su nombre aunque en ocasiones pueden parecer brutales o excesivamente explícitas. Sobre todo en las escenas de sexo que son abundantes, apasionantes y muy salvajes y primitivas. Pero esa plasticidad se compensas muy bien con la presencia de la naturaleza salvaje y pura. De una forma casi viva. La dureza del hielo, las costumbres ancestrales, las plantas, las rocas, la dura supervivencia explica en cierto modo esa cercanía con lo primitivo.

Esa es la principal característica de esta novela que en un marco de la brutalidad de la guerra nos plantea la imposible historia de amor entre una comadrona finlandesa y un comandante nazi. Ella se enamora de él con una pasión irrefrenable que la impulsa a perseguirle hasta el campo de prisioneros nazi en el que esta destinado. Por perseguir su amor, sin siquiera tener esperanza de ser correspondida, vive todo tipo de experiencias traumáticas y duras que sin embargo la compensan por la esperanza de estar a su lado. Una demostración de lo que somos capaces por perseguir un sueño. Esto se aplica tanto al amor como a la política en unos tiempos desquiciados donde la violencia y la guerra saca lo peor de las personas y a veces tambien lo mejor.

Me han llamado mucho la atención la sinceridad e los sentimientos de la protagonista a la hora de afrontar esa pasión que le obliga a perseguir su quimera sólo por la felicidad de unos segundos poder estar juntos. Sólo esa fuerza puede redimir a los personajes de todas las fatalidades que les van sucediendo por las circunstancias de la guerra. Los personajes no son al final más que marionetas del destino y a pesar de todo, la protagonista trata de proteger y preservar su amor por encima del odio, la brutalidad y la decepción. Es como un canto a ese poder del amor verdadero que nos hacer querer incluso a personas que no nos hacen bien. Esa fuerza romántica y arrebatadora que nos conecta con nuestra naturaleza salvaje y primitiva. Ella le ama por encima de todo con una dependencia que no se cuestiona morales ni juicios. Sólo puede amar y cuidar de ese amor.

La estructura es muy interesante, en forma de cartas o diarios de los personajes de modo que tenemos sus diferentes puntos de vista y me ha gustado observar esa relación imposible desde los dos lados de los amantes y las cartas desde el refugio del hombre muerto un lugar perdido en el hielo qeu será escenario de los momentos mas impactantes de la novela. La escritora comentó que ese lugar lo encontró paseando e imagino la historia a raíz de unas cartas de su abuela e investigando en sus orígenes y la historia de su país. Aunque al principio es algo confuso de hilar por los saltos en el tiempo, los nombres de las ciudades y regimientos varios al final acabamos hilando toda la historia que a pesar de ciertas sospechosa casualidades en la trama acaba encajando bien. Aunque esta documentada en vivencias reales los personajes y los hechos son novelados.

La traducción del lenguaje vulgar de los personajes no me ha terminado de convencer…es demasiado cateto y forzado. Suena irreal, me cuesta imaginar a un finlandes hablando así y eso hace que en ciertos momentos pierda algo de verosimilitud.

En general me ha gustado mucho la novela y me ha sorprendido porque a pesar de ser una tema y una época que no me interesa mucho me han atrapado los personajes y la sinceridad de su estilo al escribir. La recomiendo.

Publicado en Libros | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

La analfabeta que era un genio de los números, Jonas Jonasson


Analfabeta que era un genio de los numeros, La_135X220Tenia muchas ganas de leer la segunda novela de Jonas Jonasson el escritor revelación de los últimos años por su deliciosa novela “El abuelo que saltó por la ventana y se largó” que me encantó y recomiendo totalmente.

En su segunda novela el escritor repite la fórmula de presentar pasajes de la historia desde un  punto de vista surrealista y muy particular donde todo puede pasar.

En esta ocasión la protagonista será un personaje tambien marginal, una chica negra de Soweto en Sudáfrica destinada a no ser nadie, y con pocas papeletas para sobrevivir. Contra todo pronóstico consigue escapar de su destino por su gran inteligencia, facilidad para las matemáticas, paciencia y capacidad de planificación a pesar de que el disparatado elenco de personajes que la rodean a lo largo de la historia se empeñen en tirar por tierra sus inteligentes planes.

El libro desde el punto de vista histórico nos hablará de Sudáfrica y las míseras condiciones que imponía el apartheid que  iremos conociendo de la mano de la protagonista Nombeko. Tambien experimentaremos las presiones por la carrera nuclear y los escalofriantes riesgos de poner energías radiactivas en manos no cualificadas. Como en la anterior novela además de ser una sátira humorística el autor pone de manifiesto la locura de un mundo dirigido por lunáticos e inútiles en mas ocasiones de las prudentes. Se tocan muchos temas profundos como la futilidad y aleatoriedad de las ideologías, los traumas de las herencias por las educaciones de nuestros padres y los problemas que pueden surgir cuando uno se rodea de idiotas. Tambien se cuestiona la utilidad de las monarquías y otros muchos temas colaterales como los servicios de espionaje o el tráfico de antigüedades.

Aunque el libro es divertido no tiene un ritmo tan ágil como el anterior y en algunos momentos parece que decae un poco, pero al final de la historia se precipita y se producen situaciones muy divertidas que me hicieron soltar algunas carcajadas lo cual ya tiene su mérito aunque admito que me ha gustado menos que la anterior novela.

Sin embargo a cambio del ritmo los personajes están mejor desarrollados y con más profundidad.

En general me ha gustado pero será muy difícil que alcance el éxito de”El abuelo que saltó por la ventana y se largó“. Si no habéis leído nada de este escritor recomiendo empezar por la primera.

Publicado en Libros | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

Ardiente secreto. Stefan Zweig


ardiente secretoCuanto más leo de este escritor más me gusta. Tiene un estilo tan elegante y cuidado que es un placer leerle. Además siempre toca momentos emotivos en la vida de los personajes cuando tienen que que hacer frente a sus pasiones y se encuentran en alguna encrucijada emocional.

En esa ocasión la historia gira en torno a 3 personajes una madre y su hijo convaleciente que viajan solos a un hotel en temporada baja para su recuperación y un aristócrata conquistador que se fija en la mujer para entretener sus solitarias vacaciones.

En este breve relato donde los personajes ponen al límite sus emociones conoceremos los sentimientos que mueven a cada uno. El joven barón, un conquistador empedernido que se propone el juego de la seducción sin importarle las consecuencias por el placer del desafío. La mujer judía, ya madura que siente el deseo de revivir pasiones que creía olvidadas a pesar de la deshonra que supondría una infidelidad. Y los sentimientos del niño que de pronto se ve inmerso en un mundo de adultos que en cierto modo le utilizan y  que en un revoltijo de confusas emociones comprende que está madurando y empieza a formar parte del duro juego de la vida estando cada vez mas cerca de descubrir el secreto que mueve a los adultos.

Me ha gustado mucho el libro, pues a pesar de su brevedad los personajes están bien perfilados con sus miedos y anhelos. Además al tratar de sentimientos tan básicos como el deseo, la pasión, la admiración, el odio, la venganza, el miedo o los celos se mantiene totalmente actual a pesar de que  su fecha de publicación fue 1911.  Ya en su momento fue aclamado por la critica literaria y supuso un gran éxito de ventas.

El escritor domina tanto la descripción poética como la progresión de la trama para mantener la atención, así como la creación de personajes humanos y profundos con unas breves pinceladas. Una maravilla de lectura.

He subrayado algunos fragmentos que me han impactado y espero que os gusten aunque es un libro que uno debe leer. Totalmente recomendable. Con cada fragmento el escritor consigue dar profundidad y humanidad a sus personajes.

Por ejemplo es impresionante este párrafo donde describe las ansias de amor del niño y lo llena de profundidad y que bien podrían aplicarse a cualquiera cuando siente esa necesidad de darse.

Para atender su enorme necesidad de cariño no había tenido a nadie más que a sus padres, que se ocupaban poco de él, y al personal de servicio. Y el poder de un amor siempre se medirá de manera equivocada, si sólo se valora en función de lo que lo ha provocado y no por la expectación que lo precede, ese espacio oscuro y hueco de desengaño y soledad que se abre ante todos los grandes acontecimientos del corazón. Un sentimiento imponderable, nunca explotado, se había mantenido aquí a la espera y ahora se precipitaba con los brazos abiertos sobre la primera persona que parecía merecerlo. Edgar yacía en la oscuridad, feliz, desconcertado, quería reír y no podía evitar el llanto, porque amaba a aquel hombre como nunca había querido a un amigo, ni a su padre ni a su madre, ni siquiera a Dios. Toda la pasión inmadura de sus pocos años estrechaba la imagen de aquel hombre, cuyo nombre hacía apenas unas horas que conocía.( Pag 14)

Tambien impresiona la seguridad del Barón conocedor de las pasiones y decepciones femeninas a través de sus reflexiones. (la negrita es mía para destacar esa frase  que me parece sublime)

Tenía muchos motivos para creer que sus esfuerzos para conquistar a aquella mujer no serían en vano. Se encontraba en esa edad decisiva en la que una mujer empieza a lamentar el hecho de haberse mantenido fiel a un marido al que al fin y al cabo nunca ha querido, y en la que el purpúreo crepúsculo de su belleza le concede una última y apremiante elección entre lo maternal y lo femenino. La vida, a la que hace tiempo parece que se le han dado ya todas las respuestas, se convierte una vez más en pregunta, por última vez tiembla la mágica aguja del deseo, oscilando entre la esperanza de una experiencia erótica y la resignación definitiva. Una mujer tiene entonces que decidir entre vivir su propio destino o el de sus hijos, entre comportarse como una mujer o como una madre. Y el barón, perspicaz en esas cuestiones, creyó notar en ella aquella peligrosa vacilación entre la pasión de vivir y el sacrificio. (Pág. 17)

O el conflicto de esa madre que no quiere hacer caso de las advertencias de su propio hijo y se enfrenta por primera vez a esa voz discordante.

La madre salió de la habitación, sin mirarle siquiera. Temía aquella mirada incisiva. El niño le resultaba molesto desde que se dio cuenta de que mantenía los ojos abiertos y de que le decía justamente lo que ella no quería saber ni escuchar. Le resultaba espantoso ver que una voz interior, su conciencia, desgajada de sí misma, disfrazada de niño, vagando por ahí como su propio hijo, la advertía, se burlaba de ella. Hasta ahora aquel niño no había sido en su vida más que un adorno, un juguete, algo querido y que inspiraba confianza, tal vez en ocasiones una carga, pero siempre algo que marchaba en la misma corriente, al mismo ritmo que su vida. Por primera vez, hoy se había rebelado, porfiando contra su voluntad. Algo parecido al odio se mezclaba ahora en el recuerdo de su hijo.

Y por último es que no me puedo resistir a poner esta descripción de la noche que me parece en si misma una obra de arte.

Pero, ¿por qué abandonaban el hotel? ¿Adónde se dirigían completamente solos y por la noche? Allá arriba debían de correr vientos con alas inmensas, porque el cielo, hacía un momento limpio e iluminado por la luna, volvía a estar oscuro. Unos trapos negros, arrojados por manos invisibles, envolvían de vez en cuando la luna, y la noche se tornaba entonces tan impenetrable que apenas se podía ver el camino. Pero pronto volvía a brillar, en cuanto la luna se liberaba. Plata fría goteaba entonces sobre el paisaje. Aquel juego entre la luz y las sombras resultaba misterioso, y tan excitante como el de una mujer que tan pronto se desnuda como se cubre. Justo entonces el paisaje volvió a descubrir su cuerpo brillante. (Pág 49)

Uf es que me deja sin palabras. En fin que es un libro maravilloso y que recomiendo a todo el mundo, ligero en su lectura, profundo en sus reflexiones y delicioso en el estilo.

Sobre este libro se hizo un película en 1988 llamada “Secreto en llamas” que intentaré ver.http://www.filmaffinity.com/es/film604911.html

De este escritor he leído también:

Publicado en Libros | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Bookchallenge


bookchallengeMe apunto al reto que circula por la red y se llama el ‪#‎bookchallenge‬ y aunque se ha creado para las redes sociales como me ha costado mucho elegir la publico en el blog

Instrucciones:

Escribe en un estado los 10 libros que te han dejado HUELLA. No tienen que ser obras maestras de la literatura, sino libros que te han marcado, no importa por qué. Luego etiqueta a algunos de tus amigos y lánzales el reto (no te olvides de poner el “hushtag” #bookchallenge).

y aquí va mi selección ¡Qué difícil escoger sólo 10 libros! Los pongo en orden de lectura. Los que tienen link tienen reseña en el blog.

  1. La historia interminable, Michael Ende.
  2. El Quijote de Miguel de Cervantes (fue una lectura obligada en mi adolescencia con la que disfruté tanto que me abrió las puertas a los clásicos)
  3. Niebla, Miguel de Unamuno
  4. Fahrenheit 451, Ray Bradbury
  5. El señor de los anillos, J.R.R Tolkien
  6. La casa de los espíritus, Isabel Allende
  7. Crónicas Vampíricas. Trilogía de Lestat.
  8. Ensayo sobre la ceguera, José Saramago
  9. Kafka en la orilla, Haruki Murakami
  10. La palabra más hermosa, Margaret Mazzanti

Jooo diría cómo mínimo unos 10 más y veo que me he quedado con los más fantásticos, mi debilidad. ¿Dónde meto a H.P Lovecraft, García Marquez , Houellebecq y Paul Auster ?

Apuntaos y decid vuestros 10 imprescindibles

Publicado en Libros | Etiquetado , , , | 2 comentarios

El señor Nakano y las mujeres, Hiromi Kawakami


El señor Nakano y las mujeres, Hiromi Kawakami

Este libro lo empecé a leer sin tener ni idea de esta escritora japonesa ni de la historia y me ha ido llevando por sus páginas llenas de relaciones humanas vistas desde un modo tranquilo y sosegado.

La historia nos narra las vivencias diarias de la protagonista, Hitomi en la tienda de objetos usados del señor Nakano. A través de su mirada pausada iremos conociendo a los personajes con los que convive en la tienda. El Señor Nakano y sus relaciones con las mujeres que le fascinan, Takeo su compañero con el que mantiene una curiosa relación debido a la profunda timidez de ambos. Y Masayo la espontánea hermana del propietario.

El libro se lee con facilidad pero no es un libro de pasiones ni sobresaltos, pasar no pasan muchas cosas es mas bien un reflejo de la mirada de la narradora.

No se muy bien que decir porque no se si me ha gustado o no. Estoy un poco como es el libro lo he leído con gusto pero sin emociones. Creo que me gustan los libros más apasionados y dejan mas huella. Los personajes siendo amables no me parece que tengan la fuerza suficiente como para soportar el tamaño del libro y las anécdotas no me han impactado demasiado. 

Así que sobre recomendarlo no digo ni si ni no, ni todo lo contrario. No me ha parecido un libro inolvidable pero tampoco me ha desagradado aunque reconozco esperaba algo más.

 

Publicado en Libros | Etiquetado , | 4 comentarios

Los enamoramientos, Javier Marías


los-enamoramientosHacía tiempo que tenía ganas de leer este libro pero como sospechaba, por su tamaño y las reseñas que había leído, que era un poco espeso lo había ido retrasando hasta ahora que con la baja he tenido algo más tiempo y me he animado.

Lo primero de todo decir que no es un libro apto para amantes de la lectura rápida y fácil. Es un libro difícil y profundo lleno de digresiones sobre las relaciones humanas con muy pocos impulsos en la trama pero que sin embargo te llega precisamente por su profundidad.

La novela arranca con una situación dramática. La protagonista descubre una mañana que la pareja ideal que ella observa todas las mañanas en la cafetería mientras desayuna ha desaparecido porque él ha sido asesinado sin razón por un vagabundo trastornado de la calle. Una muerte sin razón y sin sentido que acaba con el amor y lo que le rodea. Al darle sus condolencias, ella entra mas en contacto con la viuda y un amigo de el fallecido del que se enamora y con el que mantiene una relación sin compromiso.

Esta relación permitirá al autor por medio de sus largas reflexiones y conversaciones entre ambos, plantear las múltiples y diferentes situaciones que se pueden dar en las relaciones amorosas desde los amores perdidos, imposibles o no correspondidos, hasta los amores de conveniencia, costumbre, compañía o amistad y las cosas que somos capaces de hacer movidos por esos sentimientos.

Es una obra en la que uno no para de subrayar porque muchos de sus conceptos nos son muy cercanos a la hora de identificarnos con experiencias parecidas, ya que es un poco lo que todos sabemos sobre el amor, la ausencia, la vida pero que no solemos tratar de poner en palabras. Y el escritor lo hace muy bien, y con muchas, porque es una novela de un tamaño en mi opinión excesivo  donde se dan demasiadas vueltas a algunos planteamientos que se podrían haber reducido. Sin embargo aunque en algún momento estuve tentada de dejarlo continué por el buen estilo con el que está escrito y tengo que reconocer que al final me ha gustado mucho.

Los únicos tres giros de la trama son bastante impresionantes y sirven de motor para el resto de la novela siempre que se tenga en cuenta que no es una obra de acción sino una historia de relaciones humanas y desarrollo de personajes. Se podría considerar casi un ensayo sobre los sentimientos.

Es una obra que te hace pensar mucho y que se debe leer lentamente, no solo por el tamaño y longitud de las frases donde es fácil perderse sino también por lo filosófico de las conversaciones.

Tiene algunas referencias interesantes a Balzac, Shakespeare y Dumas que sirven de referencia argumental y nos dan un poco las claves de lo que pretende el autor con la obra.

Lo que pasó es lo de menos. Es una novela, y lo que ocurre en ellas da lo mismo y se olvida, una vez terminadas. Lo interesante son las posibilidades e ideas que nos inoculan y traen a través de sus casos imaginarios, se nos quedan con mayor nitidez que los sucesos reales y los tenemos más en cuenta. (pág 105)

Me encuentro en el dilema de qué otros fragmentos destacar porque por su longitud no quiero vulnerar los derechos del autor ni aburríos a vosotros. Así que escogeré alguna de las más cortas de las que me han llamado la atención que como digo fueron muchas. Hay libros en los que no se puede evitar.

 Es otro de los inconvenientes de padecer una desgracia: al que la sufre los efectos le duran mucho más de lo que dura la paciencia de quienes se muestran dispuestos a escucharlo y acompañarlo, la incondicionalidad nunca es muy larga si se tiñe de monotonía. Y así, tarde o temprano, la persona triste se queda sola cuando aún no ha terminado su duelo o ya no se le consiente hablar más de lo que todavía es su único mundo, porque ese mundo de congoja resulta insoportable y ahuyenta.(pág 49)

Esta otro fragmento me ha gustado por su plasticidad en la descripción y también refleja el estilo pausado de la novela.

Las facciones eran delicadas, con ojos rasgados de expresión miope o soñadora, pestañas bastante largas y una boca carnosa y firme muy bien dibujada, tanto que sus labios parecían los de una mujer trasplantados a una cara de hombre, era muy difícil no fijarse en ellos, quiero decir apartarles la vista, eran como un imán para la mirada, tanto cuando hablaban como cuando estaban callados. Daban ganas de besárselos, o de tocárselos, de bordear con el dedo sus líneas tan bien trazadas, como si se las hubiera hecho un pincel fino, y luego de palpar con la yema lo rojo, a la vez prieto y mullido. (pag 68)

Pero las reflexiones que me parecen mas interesantes son sobre la fugacidad de las cosas a la que hay bastantes referencias.

Nada dura lo bastante porque todo se acaba, y una vez acabado resulta que nunca fue bastante, aunque durara cien años. (Pág. 67)

(…)

Lo que dura se estropea y acaba pudriéndose, nos aburre, se vuelve contra nosotros, nos satura, nos cansa. Cuántas personas que nos parecían vitales se nos quedan en el camino, cuántas se nos agotan y con cuántas se nos diluye el trato sin que haya aparente motivo ni desde luego uno de peso. Las únicas que no nos fallan ni defraudan son las que se nos arrebata, las únicas que no dejamos caer son las que desaparecen contra nuestra voluntad, abruptamente, y así carecen de tiempo para darnos disgustos o decepcionarnos. Cuando eso ocurre nos desesperamos momentáneamente, porque creemos que podríamos haber seguido con ellas mucho más, sin ponerles plazo. Es una equivocación, aunque comprensible. La prolongación lo altera todo, y lo que ayer era estupendo mañana habría sido un tormento.(pag 85)

(…)

El error de creer que el presente es para siempre, que lo que hay a cada instante es definitivo, cuando todos deberíamos saber que nada lo es, mientras nos quede un poco de tiempo. Llevamos a cuestas las suficientes vueltas y los suficientes giros, no sólo de la fortuna sino de nuestro ánimo. Vamos aprendiendo que lo que nos pareció gravísimo llegará un día en que nos resulte neutro, sólo un hecho, sólo un dato. (Pag 90)

Y por último me ha encantado la reflexión sobre el verdadero amor. No ese que te hace calcular. El enamoramiento total para el que no existen palabras en todos los idiomas.

Nos hacen mucha gracia muchas personas, nos divierten, nos encantan, nos inspiran afecto y aun nos enternecen, o nos gustan, nos arrebatan, incluso nos vuelven locos momentáneamente, disfrutamos de su cuerpo o de su compañía o de ambas cosas, como me sucede contigo y me ha sucedido otras veces, unas pocas. Hasta se nos hacen imprescindibles algunas, la fuerza de la costumbre es inmensa y acaba por suplir casi todo, incluso por suplantarlo. Puede suplantar el amor, por ejemplo; pero no el enamoramiento, conviene distinguir entre los dos, aunque se confundan no son lo mismo… Lo que es muy raro es sentir debilidad, verdadera debilidad por alguien, y que nos la produzca, que nos haga débiles. Eso es lo determinante, que nos impida ser objetivos y nos desarme a perpetuidad y nos haga rendirnos en todos los pleitos (Pág. 204)

En fin un gran libro, reflexivo, profundo y en algunos momentos incluso algo pesado pero que te hacer pensar y deja huella en cierto modo. No apto para todos, pero si un imprescindible para los amantes de la buena literatura. Al final me ha gustado mucho aunque reconozco que en algún momento me ha costado. Me alegro de haberlo terminado porque ha merecido la pena el esfuerzo.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

El francotirador paciente, Arturo Peréz-Reverte.


 En esta novela Peréz-Reverte nos sumerge en el mundo underground del grafiti como forma de expresión artística libre, como el único lugar de expresión propio de la calle. Todo ello con un ambiente muy aventurero, peligroso y romántico.

El francotirador paciente La trama arranca cuando la protagonista, Lex (Alejandra) una joven investigadora del mundo del arte recibe el encargo de encontrar y convencer a uno de los grafiteros más misteriosos y perseguidos del panorama para hacer una retrospectiva seria sobre su trabajo y sacar una edición editorial de lujo avalada por las principales editoriales y museos de arte contemporáneo.

Un trabajo difícil que la reportará pingues beneficios si consigue encontrar al artista Sniper, que siempre ha permanecido anónimo porque tiene puesto precio a su cabeza tras provocar, con sus incitaciones a otros jóvenes a pintar en sitios peligrosos, la muerte del hijo de un importante empresario catalán que lo persigue para vengarse. Esa circunstancia además de su original y creativo trabajo callejero, defensor de la libertad de expresión sin controles lo convierten en un personaje mítico para todos los grafiteros que lo protegen y ayudan en su vida escurridiza, activista y anónima.

La novela escrita en primera persona desde la mirada de la protagonista con un estilo ágil y fácil de leer, muy de la calle y es entretenida porque esta aderezada de muchos momentos de tensión e intriga ya que esta investigadora, no sólo sabe atizar a alguien cuando hace falta, sino que tambien fue grafitera en su juventud y conoce el mundo en el que tiene que investigar, mientras otros la siguen para ver si pueden dar tambien con el artista.  

Esa búsqueda permite que visitemos a diferentes personajes que entraron en contacto con el grafitero y que nos van perfilando ese misterioso personaje con profundidad, al tiempo que sirve de marco para las reflexiones de los personajes sobre la libertad de expresión, el lenguaje de la calle o la manipulación del mercado del arte sobre el trabajo de los artistas. Como dicen en el libro 

Cantidad de veces le oí decir que el arte tiene un lado peligroso, porque aburguesa y hace olvidar los orígenes. La marca de la legitimidad, repetía, jode a cualquier artista bueno. Ellos te hacen suyo para siempre, como vender el alma al diablo o vender tu culo en un parque. Y no se puede estar con un pie dentro y otro fuera. Ilegal, era su palabra favorita. (pág 50)

(…)

—El poder siempre intenta domesticar lo que no puede controlar.

—Hacerte bailar claqué —apunté. (Pag 52)

La novela despide un aire marginal y subversivo propio del colectivo que describe como refleja esta anécdota 

—El Viaducto. Trabajábamos mucho abajo, en los pilares de hormigón. Un lugar fantástico. Una noche se suicidó allí una mujer, pues a veces se tiraban desde arriba. La vimos y Sniper se quedó muy impresionado. Creo que eso lo marcó. Ocurrió antes de que el Viaducto lo estropeara el Ayuntamiento con paneles de metacrilato para que la gente no saltara. Ya ni matarte a gusto te dejan, esos hijos de puta.

El libro en cierto modo es un manifiesto sobre los principios básicos del grafiti. 

El grafiti es el único arte vivo —sentenció—. Hoy, con Internet, unos pocos trazos de aerosol pueden convertirse en icono mundial a las tres horas de ser fotografiados en un suburbio de Los Ángeles o Nairobi… El grafiti es la obra de arte más honrada, porque quien la hace no la disfruta. No tiene la perversión del mercado. Es un disparo asocial que golpea en la médula. Y aunque más tarde el artista se acabe vendiendo, la obra hecha en la calle sigue allí y no se vende nunca. Se destruye tal vez, pero no se vende.

Como curiosidad la protagonista es lesbiana y me parece bien tratado ese tema en la novela. He encontrado en mis ultimas lecturas varios personajes con esa característica tratada con normalidad y respeto, algo que me agrada porque supone una mayor apertura de mente de la sociedad normalizando situaciones que se consideraban antinaturales. Poquito a poco adelantamos hacia la tolerancia y el respeto de la libertad sexual al menos en algunas lecturas.

El libro me ha gustado y entretenido y mantiene el interés hasta el final incluidas las dispersiones sobre el mundo del arte porque es un terreno que a mi me interesa. Los personajes están muy bien desarrollados y tienen mucha personalidad, la documentación es muy buena, y el final sorprendente. Me ha gustado leerla y la recomiendo en general.

No se ha convertido en una de mis novelas favoritas pero si creo que puede estar entre las recomendadas porque he disfrutado y aprendido mucho leyéndola.

 Ah y me olvidaba el título me parece muy adecuado.

 

 

 

Publicado en Libros | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario