El juego de Ripper, Isabel Allende


EL juego de Ripper, Isabel AllendeAntes de nada decir que con Isabel Allende tengo una especie de relación contradictoria amor/odio. Sus primeros libros “La casa de los espíritus” y “Los cuentos de Eva Luna” me encantaron pero la mayoría de los libros que he leído de ella después ya no me han gustado tanto porque ha pesar de estar correctamente escritos y bien documentados me han parecido libros fáciles de entretenimiento al mas puro estilo best seller. Un poco vivir de las rentas de sus primeras novelas que son verdaderas joyas y que si alguien no ha leído se las recomiendo.

Este libro en cierto modo tambien es un típico best seller pero me ha sorprendido porque la trama estaba situada  en la actualidad algo que no es habitual y los personajes me han enganchado totalmente. Así que aunque no parece un libro de esta escritora y sin llegar a ser una joya de la literatura me ha gustado más que las últimas novela que había leído de ella.

La trama gira en torno al personaje de Indiana una masajista mística, voluptuosa, dulce, generosa y casi mágica que ajena a sus encantos y las reacciones que provoca en los hombres trabaja en una clínica de medicina natural tratando de hacer el bien con sus dones curativos. Conoceremos a su familia, a su padre y su hija Amanda personajes fundamentales en la novela porque son aficionados a los juegos de roll y paralelamente trataran de resolver una serie de asesinatos que se están dando en San francisco donde se desarrolla la acción. Conoceremos a su ex y a los enamorados de Indiana y a su peculiar grupo de clientes de la clínica.

Hasta pasada más de la mitad del libro seguiremos a los personajes, conoceremos las conexiones que los unen, sus preocupaciones y afectos. Me han resultado fascinante este grupo de personas, todos muy bien desarrollados e interesantes. Algunos bastante estrambóticos pero en general muy entrañables. En cierto modo si me ha recordado a La casa de los espíritus en ese elenco.

Por ejemplo me hizo gracia como describe a Amanda la hija de Indiana.

Amanda era hija única y muy consentida, pero el abuelo creía que apenas se graduara de la secundaria y fuera lanzada sin preámbulos al mundo, ese problema se resolvería solo. Era vegetariana porque no cocinaba; cuando tuviera que hacerlo adoptaría una dieta menos complicada. Fue lectora voraz desde muy corta edad, con los peligros que esa costumbre conlleva. Los asesinatos habrían ocurrido de todos modos, pero ella no se habría visto involucrada si no hubiera leído novelas policiales de autores escandinavos con tanto ahínco que se le desarrolló una reprobable curiosidad por la maldad en general y el homicidio premeditado en particular. (Pág. 20)

Ya pasada la mitad del libro comienza la trama de acción propiamente dicha aunque notamos su peso en el aire a lo largo de toda la novele. Nuestros personajes se verán afectados por los asesinatos que Amanda y sus amigos tratan de resolver por medio de su juego de roll, el juego de Ripper que da nombre al libro.

Aunque la novela me ha resultado previsible en su resolución en lo que a la intriga se refiere, en general el libro me ha gustado porque los personajes me han enganchado mucho. Sólo por vivir unos instantes sus vidas y mirar en su intimidad me ha gustado leer la historia.

Se puede considerar un libro de investigación policíaca con desarrollo de personajes. Es una lectura entretenida y ligera que a la vez nos aporta algunos personajes muy bien desarrollados. En cierto modo me recuerda a la narrativa nórdica que la autora tiene muy presente.

Además a mi me ha encantado el tratamiento que le da a Miller, uno de los pretendientes de Indiana. Un soldado excombatiente de la guerra de Irak y su perro adiestrados para el combate. En la descripción de este personaje se trata las secuelas de las guerras en los combatientes de un modo muy acertado y humano. Me gustó este fragmento y por eso lo cito en la reseña.

En su tercera noche en el pueblo abandonado, Miller se atrevió a llamar a Sharbat por primera vez. Ella tardó un poco en llegar, pero cuando lo hizo no era la imagen borrosa o ensangrentada de sus pesadillas, sino la niña de los recuerdos, intacta, con su expresión asustada, su pañuelo floreado y su hermanito en los brazos. Entonces pudo pedirle perdón y prometerle que atravesaría el mundo para buscarla, y en un interminable monólogo decirle aquello que nunca le diría a nadie, sólo a ella, porque nadie quiere conocer la realidad de la guerra, sólo la versión heroica depurada del horror, y nadie quiere oír a un soldado hablar de su tormento; contarle, por ejemplo, que después de la Segunda Guerra Mundial se descubrió que sólo uno de cada cuatro soldados disparaba a matar. Se cambió el entrenamiento militar para destruir esa repulsión instintiva y crear la respuesta automática de apretar el gatillo sin vacilar al menor estímulo, un reflejo grabado en la memoria muscular, y así se consiguió que el noventa y cinco por ciento de los soldados mataran sin pensar, un verdadero éxito; pero todavía no se ha perfeccionado el método para acallar los campanazos que repican en la conciencia más tarde, después del combate, cuando toca reincorporarse al mundo normal y hay pausas para reflexionar, cuando empiezan las pesadillas y la vergüenza que el alcohol y las drogas no logran mitigar. Y cuando no hay dónde descargar la rabia acumulada, unos terminan buscando camorra en bares y otros pegándole a la mujer y a los hijos. (Pag 295)

En resumen me ha parecido un libro entretenido, fácil de leer, con personajes muy bien desarrollados que aunque no pasará a la historia de la literatura cumple con las expectativas y engancha bastante.

Publicado en Libros | Etiquetado , , , , , , , | 1 comentario

La intrusa, Eric Faye


Intrusa, La_125X200Esta novela fue galardonada con el Gran Premio de la Academia francesa en 2010. Yo no había leído nada antes de este escritor y periodista francés y ha sido en cierto modo una sorpresa porque esta novela breve plantea muchas cuestiones de interés.

La trama principal de la historia ya te la cuentan en la introducción con lo que no desvelo demasiado y es muy potente. El protagonista, un metereológo japonés que trabaja fuera gran parte del día, descubre que en su casa desaparecen algunas cosas de la nevera y se mueven objetos que el ha dejado un sitio. Decide poner una cámara web en su cocina  y  descubre que una mujer ha vivido en su casa con el sin el percatarse. No cuento más detalles porque el libro es breve y ese arranque es el principal motor de la historia.

Es un libro reflexivo donde casi toda la acción sucede en los primeros capítulos. Luego a través de las reflexiones de los dos personajes, el hombre y la mujer profundizaremos en temas muy interesantes y vitales como la soledad de  los personajes, la miseria y la indigencia en la que se puede ver uno abandonado por la sociedad del día a la noche. La justificación ante la ocupación de una vivienda incluso estando habitada. La tensión de vivir en esas circunstancias. El sentimiento de invasión del territorio.

Se plantean muchas cuestiones que quedan abiertas para el lector ya que tiene un final abierto que en cierto modo me ha sabido a poco. Cómo si se hubiera podido sacar una novela más compleja y se ha quedado en una pincelada. Y sin embargo tiene su coherencia interna y en cierto modo un final lógico.

En fin un libro fácil de leer, interesante y que a la vez hace pensar. Me ha gustado. Aunque me ha resultado breve.

 

 

 

Publicado en Libros | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Mundo del fin del mundo, Luis Sepúlveda


mundo-del-fin-del-mundoEsta obra es una novela breve que nos transporta a las tierras del fin del mundo en el sur de la Patagonia siguiendo el rastro de las ballenas. Esos mares inhóspitos donde la naturaleza manda y obligaba al hombre a proezas que ahora sólo son posibles cuando se trata de proteger el planeta.

Es una novela de aventuras y a la vez un canto por la conservación de un planeta en el que en 50 años la humanidad ha puesto en peligro de extinción a numerosas especies.

El protagonista chileno recuerda un viaje que hizo en su adolescencia motivado por la influencia de Moby Dick y decidió emplear sus vacaciones uniéndose a un ballenero tradicional para vivir la experiencia navegando por el estrecho de Magallanes y las pequeñas islas del antártico chileno. 30 años después convertido en periodista de Greenpeace en Hamburgo tiene la oportunidad de regresar a esas aguas no para cazar ballenas sino para protegerlas de la matanza ilegal de los barcos japoneses que operan saltándose todos los tratados internacionales de protección.

La historia está narrada con ritmo y profundidad a pesar de ser una historia breve. Nos describe con mucho detalle los primeros viajes del chico por esos mares del Fin del mundo, las amistades que hace y el espíritu de camaradería del mar. Gracias a las conversaciones con los marineros descubriremos las matanzas de las tribus indígenas Onas perpetradas por los colonos terratenientes. Uno de los genocidios mas tremendos de la historia y casi desconocido para mi. Muy interesante la información de esta matanza que hay en wikipedia. http://es.wikipedia.org/wiki/Genocidio_selknam

Algo muy similar a lo que está sucediendo con las ballenas y otras especies. El libro se une a la lucha por la protección de la naturaleza y nos cuenta una bella y comprometida historia donde los propios animales tendrán un papel fundamental.

Me ha gustado muchísimo y me ha dejado muy buen sabor de boca a demás de enseñarme muchas cosas interesantes de geografía, ecología y los crímenes  que se producen con el tráfico de especies para la medicina oriental que amenaza a tantos animales. Un libro muy interesante además de entretenido

Un libro totalmente recomendable. Termino la reseña con una de las muchas frases del libro que me han gustado.

A veces los delfines me parecen mucho más sensibles que los seres humanos, y más inteligentes. Son la única especie animal que no acepta jerarquías. Son los ácratas de la mar. (Pág. 64)

Publicado en Libros | Etiquetado , , , , , , , , , | 1 comentario

Los años de peregrinación del chico sin color, Haruki Murakami


Los años de peregrinación del chico sin color Tengo que reconocer que me encanta este escritor. He leído casi toda su obra y aunque algunos me han gustado más que otros siempre es una delicia sumergirse en sus palabras que te arrastran hasta el mundo de sus personajes tan maravillosamente perfilados por su estilo ágil y a la vez profundamente poético. Algunas de sus frase son como haikus. No puedo leer nada de el sin volverme loca a subrayar párrafos y algunos os voy a poner en la reseña aunque espero no destripar demasiado la trama de la historia.

En esta ocasión el protagonista investigará porqué en la juventud fue expulsado sin ninguna explicación de su grupo de amigos con los que había logrado un vínculo único y casi mágico. Esa sensación de abandono le acompañaría toda la vida y marcaría su carácter y sus relaciones personales. En su madurez tratará de resolver ese enigma de su vida que le afecta de tal modo que le impide entregarse a nadie en su totalidad y ante la posibilidad de encontrar el amor, encuentra fuerzas para bucear en el gran misterio de su vida.

En este libro nos encontramos de nuevo con las claves de la obra de Murakami un personaje muy bien desarrollado que inicia un proceso de búsqueda interior una especie de camino que normalmente se asocia con un viaje. La música que inunda siempre las páginas de este escritor, y montones de anécdotas y situaciones interesantes que hace que te dejes llevar por las palabras sin importarte demasiado el final. Algo que en las obras de este autor acaba por no importar demasiado porque siempre termina de un modo abierto.

Las reflexiones del personajes son tan vitales y humanas que es muy fácil identificarse con él. Quién no se ha visto en la situación del protagonista ante una duda irresoluble.

Pero decidió no darle más vueltas. Por más que pensara, no parecía que fuese a obtener respuesta alguna. Decidió meter aquella duda, con la etiqueta «sin resolver» pegada, en un cajón, y regresar a ella otro día. En su interior había ya varios cajones como ése, todos con numerosas dudas aplazadas.

En esta ocasión en personaje se enfrenta a sus sentimientos de desarraigo y abandono. Una sensación con la que todos podemos identificarnos y que el escritor refleja con maestría en este párrafo.

Tsukuru no podía quitarse esos pensamientos de la cabeza. «Tal vez mi destino sea estar solo. La gente se acerca a mí y al poco tiempo se marcha.» Parecía que buscaran algo dentro de él e, incapaces de encontrarlo, o desencantados con lo que veían, se dieran por vencidos, y desilusionados, incluso enfadados, fueran alejándose. Hasta que, un buen día, se esfumaban. Sin dar explicaciones, sin despedirse. Como si con un hacha afilada cortasen de cuajo los vínculos que todavía hacían palpitar calladamente aquellas venas de sangre caliente.

Dentro de sí había algo que decepcionaba a los demás. «Tsukuru Tazaki, el chico sin color», se dijo en voz alta. «Supongo que, simplemente, no tengo nada que ofrecer a nadie. Bien pensado, ni siquiera tengo nada que ofrecerme a mí mismo.» (Pág. 91)

Lo que más me fascina de este autor es las imágenes que nos transmite con su lenguaje sencillo.  En la novela se narra un sueño erótico del personaje que sorprende por su plasticidad, sensualidad y a la vez liberalidad sexual. Un sueño que he decidido no transcribir porque me parece uno de los fragmentos mas importantes y bellos de la novela y creo que es mejor leerlo en ambiente. En ese sueño el protagonista se enfrenta a sus deseos reprimidos por sus dos amigas intimas y a la vez la extraña relación con su amigo con el que nunca se había planteado ninguna ambiguedad sexual pero que sin embargo su subconsciente saca a relucir. Un sueño sexualmente libre y a la vez muy poético por el que ya merece la pena leer el libro.

Luego la novela está llena de reflexiones interesantes sobre la vida destaco algunas de las que más me han impactado por lo mucho que me identifico con ellas. Sobre todo con esta del tiempo que empleamos en los transportes para ir al trabajo porque ese es precisamente mi caso.

«¿Cuánto tiempo consumirá la gente todos los días en acudir a sus puestos de trabajo?», se preguntaba Tsukuru. Entre una hora y una hora y media, y eso sólo a la ida. Si un oficinista normal y corriente, casado, con uno o dos hijos, y que trabaje en el centro de la ciudad, decidiese comprar una casa, tendría que ser necesariamente en las «afueras»; por lo tanto, para ir al trabajo necesitaría esa hora, hora y media para llegar. Eso quiere decir que, de las veinticuatro horas del día, pierde dos o tres tan sólo en ir y volver del trabajo. Si tiene suerte, quizá pueda leer el periódico o un libro de bolsillo dentro del tren abarrotado. O, por ejemplo, en el iPod, escuchar sinfonías de Haydn u oír hablar español para aprender el idioma. Otras personas cierran los ojos y se sumen en profundas meditaciones. Sin embargo, pocos afirmarían que esas dos o tres horas sean las mejores y más provechosas de la vida. ¿De cuánto tiempo nos despojan? ¿Cuánto tiempo de nuestras vidas se esfuma en esos probablemente absurdos desplazamientos? ¿En qué medida eso nos desgasta y extenúa? (Pág 254)

O esta curiosa reflexión sobre la originalidad. Sus personajes siempre mantienen conversaciones interesantes y profundas sin resultar pesado. la verdad es que me encanta.

“La originalidad no es más que una imitación hecha con juicio. O eso decía el realista de Voltaire.

—¿Tú opinas lo mismo?

—Todo tiene su molde. El pensamiento también. Pero así como no hay que temer a los moldes, tampoco hay que tener miedo de romperlos. Eso es lo esencial para poder ser libres: sentir respeto y aversión hacia los moldes. Las cosas importantes en esta vida siempre contienen cierta dualidad. Eso es todo lo que puedo decir. (Pág.51)

En general el libro me ha gustado mucho y por ello lo recomiendo aunque no ha desbancado a mis favoritos de este escritor que son:

Otros libros que he leído de él y he reseñado son

Publicado en Libros | Etiquetado , , | Deja un comentario

Mi planta de naranja lima, José Mauro de Vasconcelos


sA_MiPlantaDeNaranjaLima_Vasconcelos“Mi planta de naranja lima” es un libro del que había oído hablar mucho y que me habían recomendado encarecidamente, por ello tenía muchas ganas de leerlo, sin embargo en libro no cumplido con mis expectativas. Ese es el problema cuando te hablan muy bien de algo, que luego no te parece para tanto.

Fue publicado en 1968 y fue un éxito de ventas traducido a 32 idiomas y lectura obligada en la escuela primaria brasileña de donde es el escritor. Incluso han grabado varias telenovelas basadas en esta historia.

El libro trata de un niño brasileño que aunque vive en la más profunda miseria quiere ser poeta. La novela nos narra sus aventuras en una barriada brasileña de condiciones duras y hostiles. A lo largo del libro conoceremos a su familia y anécdotas de sus travesuras y también de sus buenas obras. Descubriremos la violencia y las palizas con las que ha sido educado y cómo trata de mantener el optimismo en el duro mundo en el que le ha tocado vivir así como el valor de la amistad al margen de las edades.

Lo que más me ha gustado es la conexión con la naturaleza y la vida que desprende la historia y el refugio del niño, su planta verde lima.

El libro es  emotivo sobre todo teniendo en cuenta que muchas cosas son de carácter autobiográfico del escritor pero a mí no a mí me ha tocado la fibra. Me ha parecido muy simple y predecible y no ha conseguido llegarme. A pesar de que algunos personajes como la maestra son entrañables y tiene muchas anécdotas de gran importancia vital me parece que les falta profundidad. Algo que supongo que no sucederá igual a la mirada de un niño. A lo mejor no me sabido poner en esa situación pero yo leo mucha literatura juvenil e infantil y este no me ha llegado.

No me gusta dar una critica negativa a un libro que es reconocido por muchos pero es que me ha decepcionado así que no lo voy a recomendar.

Publicado en Libros | Etiquetado , , | 2 comentarios

Otoño en Pekín, Boris Vian


otoño en pekinComo el último libro que leí de Boris Vian me impactó mucho y no recordaba nada de mi primera lectura de Otoño en Pekín salvo que me había gustado en mi adolescencia, he aprovechado estos días  para volverlo a leer y mi sorpresa ha sido que no me ha gustado tanto como la primera vez que lo leí por eso es cierto impresión que te causa un libro varía mucho en función de tu estado de ánimo.

Este es un libro muy surrealista y yo en este momento de tantos dolores por el brazo necesitaba algo de trama que me enganchara por lo que no lo he disfrutado con la frescura y sorpresa de la primera vez que lo leí.

La novela es más bien un ejercicio de provocación y irreverencia. Con esta historia hace una sinfonía que parodia la sociedad burocrática y de despacho donde se toman decisiones económicas de forma arbitraria sin importar las consecuencias para los trabajadores ni para el resto las personas implicadas. Todo ello aderezado por las relaciones sexuales o amorosas que son el motor de los personajes y que son presentadas de forma directa y sin tapujos.  Pero lo hace de una manera tan velada que parece toda la novela una tontería cuando en realidad no lo es.

La historia se estructura como una partitura en diferentes movimientos reflejando las influencias musicales del escritor. Y además consta de epílogos a modo de entreactos donde se introduce al lector en lo que irá sucediendo de forma divertida e irónica.

El escritor juega con los personajes que son un poco marionetas en un teatro de locos. Lo más divertido son sus retorcidas expresiones y curiosos razonamientos.

La historia nos lleva a construir un ferrocarril inútil en medio de un desierto inexistente en Exopotamia donde el sol luce a rayas y al que se llega por un autobús sin paradas conducido por un loco.

Es un libro que hay que leer para saber si te gusta o no pero tiene algunas frases verdaderamente divertidas y surrealistas que no he podido resistir subrayar.

Cómo esta curiosa perla para describir a un personaje. Me parto de la risa.

“Dupont, hijo de laboriosos artesanos, los había matado a fin de que parasen de una vez y pudiesen descansar en paz.” (Pag 74)

O esta conversación que tampoco tiene desperdicio

. ¿Qué edad tiene usted?
—No puedo darle ninguna cifra. He olvidado el principio. Lo único que podría hacer es repetir algo que me han dicho y de lo que no estoy seguro. Prefiero callar. En todo caso, soy todavía joven.
—Yo le daría veintiocho años.
—Se lo agradezco —dijo Amadís—, pero no sabría qué hacer con ellos. Seguramente encontrará usted alguien a quien hacerle ese favor. (Pag 79)

O este otro párrafo que se mofa de los rituales religiosos y los lleva al limite de la irreverencia en esta conversación del abad  con el ermitaño

—¿Has elegido alguna acción santificadora?
—¿Cómo dice?
—¿Es que nadie te lo ha explicado? Algo en el estilo de permanecer a pie quieto en lo alto de una columna o flagelarse cinco veces al día o llevar cilicio o comer piedras o dedicar a la oración jornadas de veinticuatro horas, etcétera, etcétera.
—Nadie me ha hablado de eso. ¿Puedo elegir algo diferente? Todo lo que usted me propone no me parece bastante santificador y, encima, ya lo han hecho otros.
—Hijo mío, desconfía de la originalidad —dijo el abad.
—Sí, padre —asintió el ermitaño, que estuvo unos momentos meditando, para acabar proponiendo—: Puedo fornicar con Lavándula…
Entonces le correspondió al abad el turno de reflexionar con intensidad.
—Personalmente no veo ningún inconveniente. Pero ¿has pensado que tendrás que hacerlo cada vez que haya visitantes?
—Resulta agradable —contestó Claude Léon.
—De acuerdo, entonces. ¿De terciopelo rosa, realmente?
—Realmente. (Pag. 143)

Se trata de un libro diferente que puede que o no te guste nada o te encante. No creo que sea apto para todo el mundo pero es una lectura curiosa y bastante breve que no os dejará indiferentes.

Publicado en Libros | Etiquetado , , | 2 comentarios

La telaraña china, Lisa See


telaraña chinaEsta novela es la típica historia de investigación policial para resolver una serie de asesinatos curiosos en los que deben colaborar Estados Unidos y China.

Escrita al más puro estilo best seller, su principal interés es que refleja la forma de llevar los asuntos policiales en China y las relaciones políticas y diplomáticas ente ambos países. Se tratan temas como las mafias chinas, la represión, la trata de inmigrantes o el tráfico de animales.

la trama presenta la relación entre un investigador americano y una inspectora China que colaboran a petición de sus gobiernos en un entorno político bastante tenso entre los que resurge una antigua historia de amor.

Es un libro entretenido pero fácil de olvidar. Puede ser bueno para las vacaciones.

He  leído obras de esta escritora mucho mejores como “El abanico de seda” que si recomiendo porque es preciosa.

También me gustó aunque algo menos Dos chicas de Sanghai.

Publicado en Libros, Sin categoría | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La tía Mame, Patrick Dennis


la tia mame

la tía Mame es una novela entretenida y divertida que no hubiera conocido si no llega a ser por la recomendación en la sección de libros de una seguidora del blog a la que agradezco su comentario. (Ahora no lo encuentro para decir su nick pero cuando lo haga lo pondré).

Una novela ligera donde un niño de familia adinerada al quedar huérfano a la edad de 10 años es adoptado por su estrafalaria tía con la que vivirá mil peripecias que nos transportarán al América decadente de los años 20.

Su tía es una mujer muy peculiar a la que el protagonista recuerda en su edad adulta tras leer un articulo en el periódico y irá rememorando los recuerdos qué gracias a su curiosa tía le proporcionaron una infancia llena de estrafalarios incidentes.
Es una lectura fresca y ligera qué puede ser apropiada para el verano. Se lee con una media sonrisa que en algunos momentos puede estallar en carcajadas.

Veremos la evolución del personaje que tras vivir los locos años 20 en un ambiente de lujo y extravagancia tras la crisis del 29 se ve obligada a cambiar su vida y empezar a trabajar como el resto de los mortales. Con sus peripecias conoceremos las raíces de la sociedad acomodada americana con algunos momentos verdaderamente divertidos desde una mirada siempre un poco elitista pero sobre todo muy liberal.

Un libro entretenido que se lee con rapidez. Me ha gustado bastante y a pesar de haber sido publicado en los años 50 todavía mantiene su frescura y originalidad algo decadente.
Sin llegar a ser una obra inolvidable cumple proporcionando buenos momentos por eso la voy a recomendar yo también.

Publicado en Libros | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

La verdad sobre el caso Harry Quebert, Joël Dicker


La verdad sobre el caso Harry Quebert, Joël DickerCon un poco de dificultades voy a tratar de escribir la reseña los libros que he ido leyendo y aunque nunca soy un purista de la ortografía es posible que al escribir con la mano izquierda cometa más errores de los habituales que espero sepáis disculpar.

Por fin he podido leer el nuevo libro de Joël Dicker el joven escritor sueco que ha causado sensación en todo el mundo y ha sido un éxito de ventas en el último año. Y no me extraña porque es un libro muy entretenido y adictivo, que he disfrutado leyendo.

Con un estilo sencillo y directo que nos engancha desde el primer párrafo a la novela, cuya estructura es como una muñeca matrioska con historias dentro de otras historias que vamos descubriendo por medio de flashback de los diferentes y bien desarrollados personajes.

El protagonista  Marcus, un joven escritor que ha tenido un gran éxito con su primera novela se enfrenta a su primera crisis creativa y se refugia en su gran amigo un antiguo profesor y escritor. En un momento de crisis no le sale la cuenta de su vida a pesar del exíto y la fama.

“En mi cuenta en Facebook, pasé revista a la lista de mis miles de amigos virtuales; no había ni uno al que pudiese llamar para ir a tomar una cerveza. Quería un grupo de buenos amigos con los que seguir el campeonato de hockey y marcharme de camping el fin de semana; quería una novia, buena y dulce, que me hiciese reír y soñar un poco. Ya no quería estar solo.”

Es un libro muy completo donde se tratan multitud de temas transcendentales entorno a la investigación de un asesinato cometido hace muchos años. Pero tambien es una historia sobre la amistad, sobre los lazos profesor y alumno y sobre todo una reflexión sobre el oficio de escritor y sus angustias y el negocio editorial. Pero además es una historia de un amor prohibido e intenso. Una historia que marcará la vida de los protagonistas y muchos de los habitantes del pequeño pueblo americano donde transcurre la acción.

«Anhele el amor, Marcus. Haga de él su más hermosa conquista, su única ambición. Después de los hombres, habrá otros hombres. Después de los libros, hay otros libros. Después de la gloria, hay otras glorias. Después del dinero, hay más dinero. Pero después del amor, Marcus, después del amor, no queda más que la sal de las lágrimas.»(pag 487)

No tienen desperdicio los consejos literarios del profesor al alumno con los que se inicia cada capítulo de la novela. Aquí otro como ejemplo de esas clases magistrales.

«Si los escritores son seres tan frágiles, Marcus, es porque pueden conocer dos clases de dolor afectivo, es decir, el doble que los seres humanos normales: las penas de amor y las penas de libro. Escribir un libro es como amar a alguien: puede ser muy doloroso.»(pag 119)

O esta interesantísima reflexión sobre el don de la escritura que me encanta porque yo misma siento a veces esa necesidad compulsiva de escribir. Incluso con la mano rota necesito hacerlo al margen de lo bien o mal que lo haga es cómo una necesidad vital para pensar y reflexionar.

 El don de la escritura es un don no porque escriba correctamente, sino porque puede dar sentido a su vida. Todos los días hay gente que nace, y otros que mueren. Todos los días, millones de trabajadores anónimos entran y salen de enormes edificios grises. Y luego están los escritores. Los escritores viven la vida más intensamente que los demás, creo. No escriba usted en nombre de nuestra amistad, Marcus. Escriba porque es el único medio para usted de hacer de esa minúscula cosa insignificante que llamamos vida una experiencia válida y gratificante.

Vamos conociendo paso a paso la complejidad de su relación, cuando el viejo profesor es acusado del asesinato de una adolescente hace muchos años. Esa adolescente fue un amor prohibido e inspiración de la novela de más éxito del profesor.

Pero sobre todo lo más importante del libro es el desarrollo de los personajes, que están tratados en profundidad y que quedan perfectamente definidos por sus juicios y palabras. Tenemos de todo tipo de valores y pensamientos aderezados con múltiples anécdotas de sus vivencias.

Me llamaron  las reflexiones de Tamara la dueña del café, un personaje secundario  que nos muestra en un  certero párrafo su personalidad retrógrada yespejo de parte de la sociedad americana.

“Su hija le había dado tantas preocupaciones: hubiese podido caer en brazos de un camionero de paso. O peor: de un socialista. O peor aún: ¡de un negro! Ese pensamiento le provocó un estremecimiento: su Jenny con un negro horrible. La angustia la invadió de repente: muchos grandes escritores eran judíos. ¿Y si Quebert era judío? ¡Qué horror! ¡Quizás hasta era un judío socialista! Lamentó que los judíos pudiesen tener la piel blanca porque eso los hacía invisibles. Al menos, los negros tenían la honestidad de ser negros, para que se los pudiese identificar claramente. Pero los judíos eran unos hipócritas.” (Pág 212)

Por otro lado en la novela se nos revelan las jugarretas del negocio editorial y  los mecanismos publicitarios actuales. Es un texto largo pero es que me parece tan acertado que no me he podido resistir.

Era evidente que Barnaski tenía un don para ocupar el espacio mediático. Todo el mundo hablaba ya del libro, y cuanto más se hablaba, más hacía hablar aún, multiplicando las campañas publicitarias. El caso Harry Quebert, el libro de un millón de dólares, así lo presentaba la prensa. Porque me di cuenta de que la suma astronómica que me había ofrecido, y que había aireado con profusión en la prensa, era de hecho una inversión publicitaria: en lugar de gastar ese dinero en anuncios o carteles, lo había utilizado para atraer la atención general. Es más, no lo ocultaba cuando se lo preguntaban, y me explicó su teoría sobre ese asunto: según él, las reglas comerciales habían cambiado brutalmente con la llegada de Internet y las redes sociales.

—Imagínese, Marcus, lo que cuesta un solo cartel publicitario en el metro de Nueva York. Una fortuna. Se paga mucho dinero por un cartel cuya duración es limitada y el número de personas que lo verán también es limitado: la gente debe estar en Nueva York y coger esa línea de metro en esa parada en un espacio de tiempo dado. Mientras que ahora basta con suscitar el interés de una forma u otra, con crear el buzz, como dicen, con hacer que hablen de uno, y con contar con la gente para que hable de usted en las redes sociales: tendrá acceso a un espacio publicitario gratuito e infinito. Gente de todo el mundo que se encarga, sin darse cuenta siquiera, de hacerle publicidad a escala planetaria. ¿No es increíble? Los usuarios de Facebook no son más que hombres-anuncio que trabajan gratis. Sería estúpido no utilizarlos.” (Pag 504)

Y por ultimo un libro que mantiene la intriga hasta el final donde en cada vuelta te página te sorprende con un desenlace diferente. Una obra que cumple con el último consejo del escritor.

«Cuando llegue al final del libro, Marcus, ofrezca a sus lectores un giro argumental de último minuto.

—¿Por qué?

—¿Por qué? Porque hay que tener al lector en vilo hasta el último momento. Es como cuando juega a las cartas: debe guardar algunos triunfos para el final.»(Pag 544)

Me ha parecido un libro estupendo y totalmente recomendable para las vacaciones, ligero pero a la vez con un buen nivel de profundidad y desarrollo de los personajes. Y apto para casi todos los públicos. Seguiré la obra de este escritor.

 

 

 

Publicado en Libros | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Descanso obligado


Descanso obligado

Estos días aunque estoy leyendo mucho tardaré un poco en escribir las reseñas porque me he roto la muñeca de la mano derecha al querer bajar volando unas escaleras y me resulta muy difícil escribir con la izquierda. En cuanto pueda me iré poniendo al día.

Imagen | Publicado el de | 3 comentarios